Las opciones de salvación del Celta

Publicado 2019-03-05 11:39:37
La temporada 2018/2019 marcha muy por debajo de las expectativas para el Celta de Vigo. La sombra del descenso amenaza al equipo casi desde del comienzo del curso, y la situación no ha cambiado para bien a falta de 12 encuentros para el final del curso futbolístico. Los célticos eluden las posiciones de descenso pero solo por dos puntos de diferencia, por lo que el objetivo está lejos de ser una realidad.



Al Celta le quedan por delante 12 finales. Un total de 12 encuentros para salvar una campaña que no se parece en nada al camino trazado allá por julio y agosto cuando se apostó por un proyecto ambicioso sin Juan Carlos Unzué al frente. El que fuera segundo entrenador durante la etapa de Luis Enrique Martínez llegó en la 2017-2018 para reconducir al equipo hacia un nivel de competitividad similar al de los tiempos de Eduardo Berizzo, pero el efecto del nuevo entrenador no tardó en diluirse. Por lo tanto, tocó renovarse en verano y el elegido fue Antonio Mohamed. Ni el argentino primero, ni el portugués Miguel Cardoso después han dado con la tecla, de ahí que el club se haya jugado su suerte con Fran Escribá para lo que resta de campeonato. Tendrá que cambiar la tendencia de un equipo que figura como un claro candidato a perder la categoría en las apuestas de La Liga, junto a otros conjuntos como el Leganés, el Levante, el Valladolid, el Villarreal, el Rayo Vallecano y el Huesca.

 

 

Ya se salvó con 37 puntos en 2013

 
 
 

Huele a un final de infarto similar al de la 2012-2013, en la que el Celta, en su primer año después del último ascenso, finalizó en decimoséptima posición. Entonces, los vigueses se salvaron con 37 puntos y nuevamente parece que no será necesario alcanzar los 40, cifra que sobre el papel da de sobra para evitar el descenso. Solo dos de los últimos cinco que han acabado en el puesto decimoséptimo, ese que marca la frontera entre la permanencia y el descenso, han llegado o superado los 40. Los rebasó el Lega la pasada llegando a los 43, aunque el Deportivo de La Coruña, tercero por la cola entonces, se quedó en 29, y también firmó 40 el Almería en la 2013-2014. En cambio, no necesitaron tantos puntos el Lega (35) en la 2016-2017, el Sporting de Gijón (39) en la 2015-2016 ni el Eibar (35) en la 2014-2015. 

 

Todos ellos finalizaron en la misma plaza que ocupa en la actualidad un Celta que ostenta 25 con todavía 36 puntos en juego. Las matemáticas dan de sobra porque la distancia entre el Huesca (último) y el Lega, séptimo por la cola, es de solo ocho puntos. Dicho de otra manera, las diferencias son mínimas entre todos los implicados en esta lucha. Ante las dificultades de los últimos para puntuar, al Celta le puede valer con ganar los partidos en Balaídos, en donde debe enfrentarse todavía al Real Betis, el Villarreal, el Girona y el Barcelona. No obstante, no puede ceder en las citas a domicilio que tiene pendientes ante el Huesca y el Leganés, rivales directos. 

 

El curso encara su tramo final y el Celta debe hacerse fuerte en casa. Los números, dada la falta de regularidad de sus rivales, dan para salvarse sacando los encuentros en Balaídos porque dice la historia reciente, además, que no es necesario 40 puntos para salvarse. El Celta ya lo hizo con 37 en 2013.

0 Comments

Add new comment




INSTAGRAM @radiomarcavigo